El carateo es el material que se emplea para cubrir las uniones entre las cerámicas. La apariencia del carateo afecta de manera importante el resultado de la instalación por lo cual es importante cuidar que se haga apropiadamente.

 

Para la mayoría de las instalaciones se utiliza carateo de arena, el cual se debe sellar posteriormente a la instalación para evitar que se manche. El sellador debe ser penetrante y de preferencia, especial para carateo. Si se usa un sellador con contenido de silicón, es posible que se reduzca la vida útil del sellado y se manche antes. Si se usa carateo epóxico no requiere sellador.

 

Incluso al haber aplicado un sellador, se acumularán residuos entre las piezas, y será necesario limpiarlo con un producto especial para tal fin. Adicionalmente, es inevitable que después de cierto tiempo el carateo se manche y el limpiador no surta efecto, para lo cual se puede emplear un producto de otro color o del mismo para teñirlo.